• September 17, 2014
  • Welcome!
    |
    ||
    Logout|My Dashboard

Queens Chronicle

Estudio revela que muchos adolescentes no conducen automóviles seguros

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Monday, August 4, 2014 1:00 am | Updated: 4:34 am, Mon Aug 4, 2014.

(BPT) - Someterse a un examen de conducción y obtener una licencia es un apreciado rito de transición para los adolescentes de todo el país, quienes, licencia en mano, ven la carretera como una puerta a la independencia, y esperan ansiosos lo que se avecina en la próxima curva del camino. Sin embargo, para esto, el adolescente debe tener acceso a un vehículo.

Muchas familias con adolescentes buscan un coche usado para el conductor más reciente de la familia. Esa opción le permite a la familia mantenerse dentro de su presupuesto con un nuevo chofer, pero un nuevo estudio realizado por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Autopistas (Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) revela que numerosos adolescentes no están al volante de vehículos con buenas características de protección contra colisiones. El estudio descubrió que los adolescentes tienden a conducir vehículos más antiguos, menos propensos a contar con funciones de seguridad como control electrónico de estabilidad y bolsas de aire laterales. Los adolescentes que manejaron un automóvil que ya era propiedad de la familia mostraron aun más propensión a conducir un modelo más viejo. En una encuesta, dos tercios de los padres encuestados con hijos adolescentes que conducían automóviles que ya poseía la familia afirmaron que el modelo era del año 2006 o más antiguo. Otro estudio revela que entre los jóvenes de 15 a 17 años que fueron víctimas de accidentes fatales entre el 2008 y el 2012, el 29 por ciento conducía vehículos mini o pequeños, mientras que el 82 por ciento estaba al volante de automóviles con al menos seis años de fabricación.

Tomando en cuenta estos reportes, le ofrecemos algunas recomendaciones para proporcionarles a los conductores adolescentes los vehículos más seguros:

* Evite demasiados caballos de fuerza – Los adolescentes desean velocidad y potencia, pero esta tentación puede abrumar a los conductores inmaduros y carentes de experiencia. Los vehículos con más caballos de fuerza tientan a los adolescentes a excederse en el límite de velocidad, o los hace perder el control en carreteras con curvas o colinas.

* Peso y tamaño – Los vehículos de mayores dimensiones y peso ofrecen mayor protección a los conductores y pasajeros en caso de una colisión. Por esta razón, el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Autopistas no incluyó los vehículos mini o pequeños en su lista de los mejores vehículos, aunque sí incluyeron algunos SUV pequeños porque son vehículos pesados.

* Control Electrónico de Estabilidad – La tecnología de computación está ayudando a fabricar automóviles más seguros para todos los conductores. Asegúrese de que el vehículo que le compre a su hijo adolescente tenga control electrónico de estabilidad, que contribuye a mantener el control del vehículo en curvas y carreteras resbaladizas. Esta tecnología comenzó a aplicarse en automóviles de lujo en la década de los noventa, y la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Autopistas (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha implementado reglas que exigen la instalación de esta tecnología en todos los vehículos nuevos para pasajeros vendidos en los Estados Unidos desde el 2012.

* Mejores resultados en pruebas de colisiones – El Instituto de Seguros para la Seguridad en las Autopistas asigna calificaciones de seguridad para los carros, SUV y minifurgonetas más populares. Los vehículos para adolescentes deben tener resultados óptimos en estas pruebas, así como en las realizadas por NHTSA.

En base a estas recomendaciones, el IIHS creó una lista con las mejores opciones de vehículos usados en varias categorías de precios. La lista de los mejores vehículos para conductores adolescentes está compuesta por automóviles que cumplen con esas recomendaciones de seguridad como control electrónico de estabilidad convencional, especialmente importante para los adolescentes. También están organizados por precios, para que los padres busquen los mejores vehículos que se correspondan con su presupuesto. El estudio también reveló que los padres pagan como promedio unos $9,800 en la compra de vehículos para sus hijos adolescentes, pero muchos gastan mucho menos.

 “Lamentablemente, es muy difícil obtener un vehículo seguro para un adolescentes a los precios que pagan la mayoría de las personas”, afirma Anne McCartt, vicepresidenta principal de investigaciones del IIHS. “Nuestro consejo para los padres sería que recuerden los riesgos que afrontan los adolescentes, y consideren pagar un poco más”.

Visite el sitio Web del IIHS si desea tener más información sobre vehículos seguros para adolescentes.

Welcome to the discussion.